M1

Pablo Ruiz Picasso

 

31 de diciembre de 1939

El relámpago se duerme negligente bajo las grandes campanas

echadas al valle

Picasso

Picasso nació en Málaga el 25 de octubre de 1881. Su padre, José Ruiz Blasco, fue un importante pintor y profesor de dibujo. Volcaba en su hijo la esperanza de ver realizadas sus propias veleidades artísticas. La madre, María Picasso López, era de origen genovés.  Picasso vivió en un buen clima familiar; pudiendo seguir desde pequeño sus inclinaciones pictóricas. Su padre le infundió el amor por la pintura, los toros y un cierto machismo.

“En el arte hay que matar al padre.” Picasso demostró siempre una gran independencia y una conciencia de sus cualidades pictóricas. No fue un copista, sino un fabuloso intérprete del espíritu y las técnicas.  Consideró la pintura un oficio que era necesario aprender y cultivar con meticulosidad y respeto.

“A los doce años dibujaba como Rafael.” En 1891 se trasladan a A Coruña, Galicia. Será en Coruña donde desarrolle su primera etapa artística (juegos callejeros, la muerte de su hermana Conchita, lecciones de dibujo…).  En 1895 la familia se muda a Barcelona, ciudad en la que el artista establece los primeros vínculos existenciales y se consuman las primeras experiencias eróticas.  Entre 1897-1898 Pablo se traslada a Madrid para estudiar en la academia de San Fernando.

Picasso, Celestina, 1904, París, Musée Picasso

 

Els Quatre Gats

fotografía, Barcelona

 

Regresa a Barcelona en enero de 1899. Picasso se une al grupo de los modernistas catalanes: Santiago Rusiñol, Ramón Casas y Miquel Ultrillo.  Son las primeras tertulias del grupo de artistas, en Els Quatre Gats. El carisma de Picasso atrae diferentes personalidades.

El impresionismo

1881-1900

Movimiento desarrollado en París entre 1867 y 1880, promueve una concepción naturalista y antiacadémica de la pintura. Picasso puso en marcha una revisión programática de temas y módulos figurativos, con el fin de dar expresión a una personalísima concepción del arte. Sintió la necesidad de confrontarse varias veces con el manifiesto de la pintura impresionista, La merienda campestre.

 

Manet, La merienda campestre, 1863, París, Musée d'Orsay

 

Picasso, La merienda campestre (según Manet), 1962 aprox.

El descubrimiento de París

En octubre de 1900 Picasso y Casagemas parten al descubrimiento de París. En aquel entonces Francia era un inmenso foco de arte. La estancia parisina, pasada en compañía de la “tertulia” catalana, se caracteriza por la fuerte influencia que las obras de Degas, Van Gogh y Touluse-Lautrec ejercen sobre Picasso.  Un año después del viaje y tras una fuerte crisis psicológica, Carles Casagemas se suicida. Su muerte condiciona muy profundamente la obra de Picasso; entrando así en el período azul.

El período azul

1901-1904

Tras una breve estancia en Madrid, Picasso regresa a París y preparar así su primera exposición personal, en la galería Vollard. Durante esta segunda etapa en París Picasso intensifica las temáticas relativas al malestar moral y existencial de las clases populares.  París vive una revolución teatral. Nace el simbolismo.

 

Picasso, En el Lapin Agile (Arlequín con copas), 1904-1095, NY

“Olvidas que soy español y amo la tristeza.”

La muerte de su amigo Casagemas le lleva a pintar en azul.  Rasgos simbolistas y melancolía marcan esta etapa, ligada tanto a la esfera del erotismo como a la de lo divino.

 

Picasso, E viejo guitarrista ciego, 1903, Chicago, Art Institute

Las dos almas de España. El país se suma en un empobrecimiento y retraso.  Comienzan a atisbarse las primeras señales de un malestar que treinta años más tarde se transformará en guerra civil.

En 1903 Picasso pinta el último y definitivo exorcismo de su amigo Casagemas.

 

Picasso, La vida, 1903, Cleveland Museum of Art

En 1904 Picasso deja definitivamente Barcelona y se traslada a París.  En París el artista sigue aplicando los módulos característicos del período azul: monocromía, aplanamiento de la profundidad, alargamiento y estilización de los cuerpos.  Aunque comienzan los rosas, ocres…

 

Picasso, La planchadora, 1903, NY, Guggenheim

El Mundo al revés: el circo.

La figura del saltimbanqui impregna toda la historia de la cultura burguesa de los siglos XIX y XX. El saltimbanqui es la transposición metafórica de la vida del artista, dentro de un contexto desorientado.

 

Picasso, El actor, 1904, NY, Metropolitan Museum

En 1901 Picasso pinta un autorretrato en el que ofrece una simbólica imagen del  poder de su propia mirada penetrante.

 

Picasso, Autorretrato con sombrero, 1901, París, Musée Picasso

“Y debería arrancarse los ojos a los pintores, como se hace con los jilgueros para que canten mejor.”

El período rosa

1904-1906

A partir de 1904 podríamos encontrar nuevas características en la obra de Picasso. El artista se vuelca a una mayor estilización; los colores se vuelven más luminosos y contrastados, los motivos se centran en el mundo circense y su atmósfera es variada, pintoresca y melancólica. La elección temática se corresponde con el clima cultural vanguardista de la época.

 

Picasso, cabeza de Arlequín, 1904, Detroit, Institute of Arts

 

Picasso, Los saltimbanquis, 1905, National Gallery of Washington

A principios del siglo XX, los años en Montmartre suponen la entrada de Picasso en los ambientes más progresistas culturales. El dinamismo cultural se centra en un París bohemio, a donde se trasladan grandes artistas.

Picasso no expuso en el interior de un Salón francés (exposiciones temporales de cuadros), sino en galerías, sistema de divulgación más reservado.

 

Picasso, El harén, 1906, Cleveland, Museum of Art

La maternidad es un tema que trata Picasso en grandes obras.

La pobreza deja poco espacio a comunicación entre madre e hijo.

 

Picasso, Madre e hijo, 1905, Staats-galerie de Stuttgart

 

Picasso, Paulo vestido de arlequín, 1924, París, Musée Picasso

El período rosa se caracteriza también por un interés por el desnudo  sin precedentes en la obra de Picasso.

 

Picasso, la bella holandesa, 1905, Brisbane, Queensland Art Gallery

La fragua de las ideas

1907-1908

Picasso experimenta con la forma, llega a un nuevo lenguaje figurativo a través de la asimilación de los cánones clásicos, pero también tiende a la búsqueda de de soluciones formales nuevas para la repetición y el cliché estilístico.

 

Picasso, La amistad, 1907-1908, San Petersburgo, Ermitage

Picasso sufrió una fascinación inagotable por la doble y enigmática figura del Arlequín: mitad demiurgo creador, mitad diablo destructor.

 

Picasso, Arlequín ante el espejo, 1923, Madrid

El nacimiento del cubismo

El nombre de “cubismo” proviene de un comentario de Matisse sobre algunas pinturas de Braque, expuestas en 1908 en l galería Kahnweilr. Los principios fundamentales de la pintura cubista fueron elaborados por Braque y Picasso y, posteriormente, por Gris y Léger. Picasso no participó en ninguna exposición colectiva y expresó opiniones muy críticas sobre cualquier intento de conceptualizar el cubismo.

 

Picasso, Desnudo con los brazos levantados, 1907, París, Musée Picasso

El cubismo tiene su origen en Cézanne; quien reflexiona sobre los códices  representativos tradicionalmente empleados. El punto de partida de Braque y Picasso es la destrucción de de la espacialidad en perspectiva, el punto de llegada, la formulación de una nueva concepción del espacio pictórico. El cubismo se deshace de la perspectiva lineal, acogiendo el ilusionismo y la tridimensionalidad.

 

Paul Cézanne, Manzanas y naranjas, 1899, París, Musée d'Orsay

Les demoiselles d’Avignon

La obra marca el comienzo de la experimentación cubista.

 

Picasso, Les demoiselles d'Avignon, 1907, NY, Museum of Modern Art

Braque y Picasso, 1907, produjeron una de las mayores asociaciones más productivas de la historia del arte.  Picasso mantuvo durante años su negativa ante cualquier intento de teorización de la pintura cubista.

La dríade

Con esta obra se experimenta formalmente el primer cubismo.

 

Picasso, La dríade, 1908, San Petersburgo, Museo del Ermitage

La revolución cubista

1908-1915

-El cubismo analítico

Braque y Picasso se concentran en la función  de no imitar los elementos pictóricos y en los problemas relativos a la estructura y volumen de los cuerpos. Omiten los colores, optando por tonalidades grisáceas.

 

Picasso, Botella de ron, 1911, Ciudad de México

Nace en 1909 en París el futurismo.

De gran importancia en el siglo XX es el retrato de Vollard

 

Picasso, Retrato de Vollard, 1910, Museo Pushkin de Moscú

-Cubismso sintético

A partir de 19010 los dos pintores, Braque y Picasso, adoptan nuevas técnicas representativas, capaces de fijar piezas clave en las obras; procedimiento deductivo.

Picasso, El violín, 1915, París, Musée Picasso

 

Picasso, La guitarra, 1913, NY, Museum of Modern Art

Los primeros decenios del siglo XX se caracterizan por una producción artística e intelectuañ de una variedad y riqueza maravillosas: las vanguardias pictóricas.

La gran guerra

Los mitos de la modernidad llevan a los grandes progresistas de principios de siglo a unirse con entusiasmo a la aventura de la guerra. Aunque la gran guerra (1914-1918) destrozará toda esperanza e ilusión. Causará un impacto devastador en el mundo audiovisual.

 

Picasso, Jolie Eva, 1912, Staatsgalerie de Stuttgart

“Le rappel à l’orde”

1917-1924

El encuentro con el teatro: Serguéi Diáguilev

A partir de 1917 Picasso comienza colaborar con S. Diáguilev, famoso empresario de los “Ballets Rusos”. Para estos Ballets Picasso realizó escenarios y trajes.

Paralelamente surgen también las vanguardias musicales. El 27 de febrero de 1917 se inicia la Revolución Rusa, uno de los acontecimientos más dramáticos del siglo XX.

 

Picasso, Retrato de Satie, 1920, París, Musée Picasso

 

Picasso, Parade, 1917, París, Centre Pompidou

El clasicismo

“Hay que matar el arte moderno. Eso significa que hay matarse también a sí mismo, si se quiere estar en condiciones de hacer algo.”

Picasso recupera el naturalismo y la monumentalidad clásica y, al mismo tiempo, aplica las conquistas del cubismo.

 

Picasso, Tres mujeres en la fuente, 1921, NY, Museum of Modern Art

 

Picasso, La flauta de pan, 1923, París, Musée Picasso

Una inagotable experimentación formal

1925-1973

Metamorfosis plástica

Picasso empieza de cero, hace tabla rasa de los propios clichés renovando constantemente la propia imaginación lingüística. Se adentra en otros campos artísticos: cerámica, escultura, ilustraciones… Durante esta época vivirá intensas relaciones sentimentales (Marie-Thérèse, Dora Mar…). Nos situamos en la difusión de las dictaduras fascistas.

 

Picasso, El acróbata, 1930, París. Musée Picasso

En 1919 nace en París el surrealismo. Picasso se aproximará, en algunos aspectos, al surrealismo.

 

Picasso, Gran desnudo sobre sillón rojo, 1929, París, Musée Picasso

Aunque ya de joven se había interesado por la escultura, en 1909 Picasso comienza a realizar importantes esculturas, aplicando el cubismo analítico.

 

Picasso, Busto de mujer, 1931, París, Musée de Picasso

Picasso y las mujeres

A lo largo de toda su vida, Picasso tuvo intensas y turbulentas relaciones con mujeres que marcarían decisivamente su obra y existencia.

 

Picasso, Dora Mar

La guerra civil española

Estalla la guerra civil española el 18 de julio de 1936 con la insurrección militar de las tropas antirrepublicanas al mando del general Franco. En 1939 Franco pronunció al mundo su victoria y fin de la guerra. La dictadura franquista se prolongó hasta 1975, año de la muerte de Franco. Destaca aquí el terrible bombardeo a la ciudad de Guernica por la legión Cóndor de Göring. La política de “no intervención” abrió las puertas a la terrible voluntad de poder de Hitler.

A finales de los años veinte Picasso centra su atención en la mitológica figura de el Minotauro.

“Para mí un cuadro es una suma de destrucciones: primero creo un cuadro y luego lo destruyo.”

 

Picasso, Minotauro violando a una mujer

Guernica

Fue realizada por Picasso el 1 de mayo de 1937 para el pabellón español de la Exposición Internacional de París; Guernica se convierte en el símbolo de la lucha contra el fascismo. Se conserva en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

 

Picasso, Guernica, 1937, Madrid, Reina Sofía

“Estoy de parte de la vida contra la muerte, de parte de la paz contra la guerra.”

El retiro mediterráneo

Los últimos años de vida de Picasso se caracterizan por una intensa actividad creadora. Recupera temas clásicos, intensifica su compromiso político y se vuelca cada vez más en cerámica y literatura. Picasso muere el 8 de abril de 1973, a los noventa y un años.

 

Picasso, Las palomas, Barcelona, Museu Picasso

El taller: el pintor y la modelo

En su última fase de producción este tema se presenta obsesivo en su obra.

Una mirada al futuro

La herencia que Picasso nos deja es indiscutible y difícil de definir.

“Lo que cuenta en pintura es la intención”.

Las meninas de Picasso

En agosto, Picasso realiza la primera versión de la obra de Velázquez. Con este homenaje, el artista celebra su propia consagración en el panteón de la universal historia del arte.

 

Picasso, Las meninas, 1957, Barcelona, Museu Picasso

 

 

 

 

 

Una respuesta a M1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s