P6

práctica seis,

Sintaxis de la imagen. Relaciones compositivas.

La sintaxis de la imagen es útil, pero la esencia es la expresión; el arte.  A partir de los conocimientos adquiridos durante el cuatrimestre  he realizado diferentes trabajos  expresivos. La base de todo –crear- es: el trabajo, la sencillez (es decir, la estética) y la esencia (el mensaje).

Dicho esto, comienzo por la primera imagen; la inocencia. Aquí he usado la curva, una gran curva atraviesa el cuerpo de la niña, dicho elemento concentra nuestra atención, en este caso representa la dualidad del ser humano y el ser vertebrado. Pero en lo que quise profundizar fue en el ritmo, que se muestra como una continuación de rostros a base de líneas enroscadas. Situé estos rostros en la parte derecha del dibujo, porque el lado derecho pesa más. Estas cabecitas son barrocas, se corresponden con señores elegantes, avariciosos, desarraigados.  La niña es un ser inocente, infantil, confiado; es la infancia. Sus brazos flacos representan la pobreza. Trato de expresar la explotación infantil, es un dibujo en defensa de la infancia e inocencia.

Mi segundo dibujo gráfico; la anunciación de la locura. He intentado expresar aquí la locura, el desequilibrio, un sentimiento horrible; un sentir horrible. Por tanto me he servido de la tensión y el movimiento. Para ello los pesos los he situados en la parte superior, donde se concentra toda la fuerza. He trazado una línea compleja, desfigurando un cuerpo, en especial el rostro. Los brazos agarran la cabeza como si ésta fuese a reventar. La curva y la posición del cuerpo evoca movimiento. El dibujo es inestable e inquietante, para incrementar el sentimiento.

En mi tercer dibujo, tomate despeinado en cucharón, he buscado el equilibrio. En este caso he situado los elementos en horizontales y verticales. El tomate dentro del cucharón se sitúa en la parte inferior del plano, para que descanse ahí el peso. La tonalidad usada ayuda a reconocer la naturaleza del elemento, el tomate, quien fue dibujado a partir del círculo para mayor armonía. Había un tomate dentro de un cucharón en mi cocina, con ricitos verdes aquí y allá; la resolución de verlo es este dibujo.

En mi cuarta imagen he trabajado con la fotografía. He representado varias veces, haciendo uso del grafismo digital, a una misma persona -mi madre- de tal manera que ésta crea cierta modulación; dividiendo el conjunto en bloques que, a su vez, crean ritmo y proporción. Mi madre, mi madre, mi madre.

Mi último trabajo se trata de una fotografía que hice un anochecer en Razo. Quise centrarme en la escala. Para ello relacioné un elemento respecto al plano; un surfista respecto a una ola. El hombre, situado en la cresta, surfea una ola de aproximadamente dos metros de altitud. Para hacernos una idea de las dimensiones de la ola, basta con contrastarla con el hombre.

Inocencia

La anunciación de la locura

Tomate despeinado en cucharón

Anuncios

2 respuestas a P6

  1. merillein dijo:

    Mierda es que iba a empezar con mi P6 y ya no puedo después de habere leído éstaaaaaaaa
    imposible de superar, mi querida putisha picasiana; amé el tomate despeinado, “con ricitos aquí y allá” -dice la muy cabrona… va para el fanzine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s